martes, 28 de julio de 2009

Quién es QuiEgg?

Grandes trucos de ayer y hoy. Entremos en harina por fin con una de las temáticas que más dan de sí: la cocina.

A veces se guardan en el frigorífico huevos cocidos, y a veces se guardan junto a los huevos sin cocer. Qué pasa cuando se mezclan? Hay varios trucos para diferenciarlos, pero os pondré el que a mi parecer es el más sencillo y rápido.

Simplemente ponemos a girar el huevo como una peonza sobre la mesa y observamos lo que ocurre: Si el huevo gira a gran velocidad, estamos ante un huevo cocido y si gira despacio, como si le costara, sabremos que el huevo está crudo. Demostración en el siguiente video que he grabado.

video

Sobraría decir tras la explicación dada cual es cual, pero para eliminar toda duda aclararemos que el huevo cocido es el segundo (no hay más que observar a la velocidad que gira el jodido...).

La razón de que esto ocurra, grosso modo, es que el huevo crudo no tiene una masa uniforme, sino que es viscosa y al girar se va moviendo dentro del huevo impidiendo que coja velocidad. En cambio, el huevo cocido es compacto por dentro, lo que le permite girar a gran velocidad.

1 comentario: