jueves, 27 de agosto de 2009

Inspiración bilingüe

A veces conviene conversar con alguien un buen rato en un idioma no materno para ir pillando soltura en su manejo. Anoche mismo estaba yo en esos menesteres conversando en inglés cuando me di cuenta de que soy igual de payaso en todos los idiomas. Es más, me inventé un chiste sobre la marcha en el idioma de Shakespeare.

Os lo voy a contar en castellano, que no quiero dar patadones al diccionario anglosajón y me expreso mejor (que no bien del todo) en mi lengua materna. Ahí va:

En el autobús se sienta un español junto a un estadounidense. El español se muestra muy deprimido y tan solo suspira una y otra vez: "Aaaaaaay".

El norteamericano le mira raro e intrigado pero sigue a lo suyo.

El español continúa con su suspiro profundo y apenado: "Aaaaaaay".

Veinte minutos más tarde el estadounidense estalla totalmente descontrolado y harto de aguantar los suspiritos: "YOOOUUU WHATTT!!???, YOUUU WHAAAAAT!??!!".

-The end-

2 comentarios:

  1. Muy bueno. He de reconocer que lo he tenido que releer para pillarlo.

    ResponderEliminar